Close

Pharrel Williams: ¿diferencia o repetición?

Dicen que la famosa canción de las Ketchup “Aserejé” se inspiró (al menos en el título) en las primeras palabras de la mítica “Rapper’s Delight” de Sugar Hill Gang (“I said a hip”). En la historia de la música ha habido muchísimos casos de supuesto plagio, copia o llámese como se quiera.

A George Harrison de los Beatles se le acusó de plagiar la canción “He’s so fine” de los Chiffons cuando compuso su hit “My Sweet Lord”. A nivel empresarial, conocidas son las acusaciones de Apple contra Microsoft por el supuesto plagio del sistema operativo Windows. Más recientemente estamos viviendo la guerra que distintas compañías del sector cafetero mantienen entre sí para lograr la hegemonía en la venta de cápsulas para las máquinas de café espresso. En este caso se trata de un plagio deliberado: algunas empresas intentan encontrar una oportunidad de negocio a partir de que Nespresso no comercializa sus cápsulas en supermercados. Podemos ver todos días el espectáculo en los anuncios de televisión.

Volviendo a la música, el exitoso Pharrell Williams está teniendo problemas de esta índole con los videoclips de su célebre éxito “Happy”. Se le acusa (lo podéis ver perfectamente en esta noticia) de plagiar a la artista Anne Marsen en la película “Girl Walk All Day”. Parece que hay motivos bastante serios para creer que, efectivamente, Williams o los autores del guión del videoclip no fueron demasiado originales sino que copiaron descaradamente la idea. ¿Cierto? ¿Falso?

Algunos expertos en creatividad dicen que copiar es creativo. Estoy de acuerdo a medias. Copiar una idea adaptándola a otro contexto puede tener algo de creatividad. Pero entonces hay que jugar limpio, reconociendo la idea original desde el primer momento. Es evidente que inspirarse en ideas y cosas que funcionan estimula la creatividad. Pero, cuidado: la creatividad radical o disruptiva consiste en ser capaz de producir ideas auténticamente nuevas o diferentes. Eso es lo que realmente mueve el mundo. Bienvenida la copia inteligente, pero tenemos que celebrar aún más la idea original rompedora de esquemas.
Es curioso que el propio Pharrell Williams proponga el concepto de “I am OTHER”, una propuesta para que todos podamos diferenciarnos buscando al “otro” que anida en nuestro interior. El problema es cuando ese “OTRO” coincide demasiado con los “OTROS” de fuera… La eterna discusión entre diferencia y repetición.

Comparte!

2 Comments on “Pharrel Williams: ¿diferencia o repetición?

  • Robinson Char
    30 de abril de 2014 at 19:36 hrs.

    Excelente punto de vista. Y me gusta mucho cuando hablas de Copia Inteligente, nunca lo había tenido en la cuenta.
    Pero me pregunto hasta donde va la ética de la creatividad y la moral de los creativos?
    Si me permites, y con el mayor respeto, te enlazo algunos casos de campañas publicitarias en donde se evidencia o no el plagio de ideas (dejando el beneficio de la duda).
    Saludos y buen post. http://goo.gl/obCaaL

    Responder
    • Franc Ponti
      05 de mayo de 2014 at 08:59 hrs.

      Gracias Robinson por tu enlace, muy interesante. Efectivamente, ética y creatividad no siempre van de la mano…

      Responder
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies