Close

Lugares que inspiran

El experto en Creatividad y Design Thinking Tom Kelley tiene una pizarra en la ducha. Cuando está, algunas veces, le pasan buenas ideas por la cabeza. Entonces las apunta en la pizarra, sin esperar más. Las duchas acostumbran a ser lugares inspiradores. El agua caliente ayuda a sacarnos el estrés de encima, y entonces es más probable que tengamos buenas ideas.

Hay gente, en cambio, que prefiere el movimiento; andar, correr, hacer gimnasia… Personalmente me gusta mucho andar. Casi cada día dedico unos cuarenta cinco minutos a pasear por la Villa Olímpica de Barcelona o por caminos de tierra y boscosos cuando estoy en el Empordà los fines de semana. Andar me relaja mucho y me ayuda a ser más creativo. Daniel Goleman comenta en su último libro “Foco” que andar por el bosque es altamente beneficioso para la concentración y la imaginación.

Algunas personas se inspiran más yendo en autobús o en metro. Curiosamente el murmullo de la gente y los movimientos les ayudan a desconectar y a concentrarse en sus pensamientos o sus lecturas. Y esto hace que de vez en cuando aparezcan pensamientos creativos de valor.

Creo que es importante tener lugares que nos inspiren. Espacios físicos en los que sentirnos especialmente reconfortados y donde nuestra mente se mueva en una longitud de onda diferente a la habitual. La experta en neurocreatividad Shelley Carson comenta que muy a menudo, para tener ideas, hay que entrar en una actitud mental de absorción (absorb) caracterizada por generar ondas alfa y theta, que (en contraposición a las beta), generan una menor activación cognitiva. Esto quiere decir que las ideas surgen muchas veces cuando estamos divagando mentalmente de forma calmada y sosegada.

Pero muchas personas no disponen nunca de estos espacios ni de estos momentos y por tanto no son tan creativas. Se dejan arrastrar por el trabajo de cada día, los problemas y los dolores de cabeza sin permitirse ni un segundo de calma y de paz mental. De hecho, muchas empresas no permiten que el cerebro de sus empleados y directivos divague. Es un error de dimensiones colosales: necesitamos desconectar, necesitamos divagar, necesitamos alejarnos de las rutinas que nos hacen ser unos simples robots ejecutadores.

¿Cuál es tu lugar inspirador? Seria interesante que todos los lectores de este blog nos lo hicieran saber. ¿La ducha? ¿La bañera? ¿El gimnasio? ¿Las sesiones de yoga? ¿Un paseo al atardecer? ¿Un taxi? ¿Cocinando?

Espero vuestros comentarios:)

Comparte!

8 Comments on “Lugares que inspiran

  • José Antonio
    13 de junio de 2014 at 14:49 hrs.

    Me inspiro bastante en la cinta de correr del gimnasio, y en los aeropuertos, no se porque razón en los aeropuertos, pero siempre cuando estoy en alguno se me vienen mil cosas a la cabeza sobre lo que estoy trabajando o cosas alternativas. Gracias, muy buen post… como siempre ¡Me encantan!

    Responder
    • Franc Ponti
      19 de junio de 2014 at 17:28 hrs.

      A mí también me encantan los aeropuertos. La gente los encuentra estresantes pero a mi me relajan…

      Responder
      • Nieves Cives Estevez
        21 de noviembre de 2015 at 14:29 hrs.

        Estimado Profesor. Mi nombre es Maria de las Nieves Cives Estevez. Con domiciolio en un pueblo de nueve mil habitantes cerca de la ciudad de A Coruña, tengo 48 años, estoy trabajando en una biblioteca publica de ese pueblo ya casi 27 años. Debido a que me enviaron a ese departamento así “a dedo” por las condiciones personales, caracter, etc… y porque ademas el resto de los funcionarios de la administracion que estaban en esos momentos se negaron a ir, pues me toco a mi la china. Bien el caso fue que son una persona muy responsable, con mucha inseguridad y miedos… la situacion familiar a nivel pareja y todos esos temas tampoco me ayudaron nada. Entonces me volque lo que he podido en mi trabajo y en mis obligaciones por eso me siento muy identificada con consejos que usted cita y recomienda a nivel personal. Como por ejemplo trabajar como un robot, sin permitirme ningun tiempo para mi a nivel personal. El resultado es una depresion como un caballo, falta de autoestima, de seguridad, etc…
        Hace como 5 años que estoy haciendo pinitos con el yoga, meditacion, me regalo unos masajes ayurvedicos cuando puedo, pasear por la naturaleza etc… y los disfruto y me relajan muchisimo. Ahora mismo estoy de baja (un regalo divino) y me esta ayudando a empezar apoyarme con firmeza algo en la tierra porque me siento como una niña que no se quiere ni se acepta, que tiene una gran capacidad pero no sabe como aprovecharla. Si usted me puede apoyar, aconsejar, guiarme etc… Le estare inmensamente agradecida. Gracias por escucharme

        Responder
  • Josep Maria Solanes
    13 de junio de 2014 at 21:56 hrs.

    Per la meva part, se’ns dubte, el contacte amb la natura és el que millormem funciona per reflexar i donar sortida a les cabòries. Com més intens el contacte, millor resultat. Per cert, molt bona l’entrada.

    Responder
    • Franc Ponti
      19 de junio de 2014 at 17:27 hrs.

      Gràcies Josep Maria. És cert, la natura inspira més que la ciutat… Caminar per Barcelona no és tan inspirador com fer-ho (per exemple) per l’Empordà…

      Responder
  • Oihane Gilsanz
    16 de junio de 2014 at 14:34 hrs.

    Hola,
    Yo me concentro sobre todo cuando estoy corriendo. Es un momento para mi y mi superación personal, pero además de pensar en mi meta, voy repasando y creo conexiones verdaderamente curiosas que me ayudan a pensar diferente.
    Muy interesante el artículo.
    Saludos,

    Responder
    • Franc Ponti
      19 de junio de 2014 at 17:26 hrs.

      Gracias Oihane, a mi me sucede lo mismo pero caminando. Un saludo

      Responder
  • Lluís Barberà
    04 de diciembre de 2014 at 13:12 hrs.

    Moltes de les meues millors idees em venen amb el cap fresc, sobretot, per exemple, durant les últimes setmanes (¡i sempre sense buscar-ho!) vaig descobrir que lo que més em motivava a viure i a crear era la traducció a altres llengües i la plasmació en una web.

    Mentres traduïa a l’anglés, tenia com si fóra un pensament interior (sempre en castellà, llengua que quasi mai empre) que em deia que això era lo que més m’agradava. Estava en estat de fluix.

    Jo tinc epilèpsia i un dia, el neuròleg, em digué: “La cabeza, fresca”. Crec que amb “les idees fresques”, la qual cosa també ho afavoriria una dutxa així, és com la nostra joventut d’esperit tira avant. Si no fa molt de fred, mai em dutxe amb aigua calenta.

    En un llibre titulat “El que fan els millors professors d’universitat” (Universitat de València, traduccions en valencià i castellà, de l’original escrit en anglés per Ken Bain), una professora diu: “Al cervell li encanta la diversitat” (Jeanette Norden).

    Tracte de buscar ambients i persones que afavorixen la creativitat i, per descomptat, fer des de mi lo que l’afavorisca, com ara, posar estímuls positius al voltant de la taula d’estudi o del llit en què dorm, per a mantindre l’optimisme i les ganes de viure.

    Una música de Mozart em permeté clarificar i vore a què es dedicaria una web que estic preparant, després de dies sense tindre-ho clar. Abans havia consultat webs vinculades a Neuronilla, per exemple, esta. I no ho dic per fer-te propaganda…

    Responder
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies