Close

Esta idea la hubiera podido tener yo…

Imagen Amazon Prime Now Barcelona

Sorry, this entry is only available in European Spanish and Catalan.

 

Nos complace la visión conservadora y nos perturba la disrupción. Por eso la innovación, muy a menudo, es patrimonio casi en exclusiva de gente intrépida y rompedora.

Mucha gente, cuando ve un producto o una idea de éxito, dice “esto lo hubiera podido hacer yo” o “esta idea habría podido ser mía”. De hecho, impartiendo un seminario, una señora me dijo que la idea de la fregona lo había tenido ella antes de que se comercializara con éxito el producto. Verdad o delirio?
Si nos fijamos, casi todo el mundo apuesta a caballo ganador, pero casi nunca creemos de verdad en una idea que todavía no ha triunfado. ¿Hacemos la prueba? ¿Invertiría usted dinero en un yogur de legumbres? ¿O en una botella de agua mineral horizontal? Probablemente no. Tan sólo creemos en una idea cuando triunfa. Entonces todos nos apuntamos e incluso llegamos a considerarnos sus reales creadores…

Leía el otro día como empezó Jeff Bezos, el fundador de Amazon. Recopilando objetos que más o menos podía vender y, con una furgoneta, repartiéndolos por las cercanías de donde vivía. Poco a poco fue ampliando la oferta y creando un sistema informático que, con los años, acabó siendo Amazon. En sus inicios muy poca gente habría creído que luego de unas décadas, esta idea ayudaría a impulsar una gigantesca revolución en logística y compras por internet. Pero Bezos creyó en la idea y la condujo hasta el éxito.

Hay tantos y tantos ejemplos parecidos que no vale la pena ni mencionarlos. Los humanos desconfiamos de todo aquello que todavía tiene que certificar su valía y nos apuntamos deprisa y corriendo a cualquier éxito. Aquí está el problema de los innovadores, el que Clayton Christensen definió como el gran dilema. Si veo que las personas rozan el tierra con una bayeta, ¿por qué me tengo que complicar la vida poniéndole un palo? Si compruebo que todas las tiendas de muebles venden sus existencias ya montadas, ¿por qué me tengo que arriesgar a hacer que los clientes se los tengan que montar ellos mismos? Nos complace la visión conservadora y nos perturba la disrupción. Por eso la innovación, muy a menudo, es patrimonio casi en exclusiva de gente intrépida y rompedora.

Una de las técnicas creativas que más me gustan consiste a ir más allá de los límites habituales de las cosas. Por ejemplo, ¿cuáles serían los límites de una silla? ¿Que pudiera volar? ¿Que no pesara casi nada? ¿Que nos la pudiéramos llevar del trabajo a casa sin problemas? Sólo explorando los límites, es decir, exagerando las cosas, es posible descubrir dimensiones desconocidas y traerlas al mundo real. El problema es que mucha gente no sabe pasar de la idea loca a la realidad. Innovar implica un diálogo entre las dos instancias. Cómo dice mi colega Alfons Cornella, la radicalidad tendría que ser la normalidad. Sólo pensando radicalmente descubrimos realidades ocultas.

Coged el primer objeto que tengáis alrededor y practicad un poco. ¿Cómo lo podéis traer más allá de sus límites? ¿Modificándolo? ¿Exagerando alguna de sus características? Divertíos haciendo el ejercicio y, cuando acabáis, intentad traer alguna de las ideas más extrañas a la realidad.

 

Este artículo fue publicado por el Diario L’Economic.

Share!

2 Comments on “Esta idea la hubiera podido tener yo…

  • Antonia
    Friday March 9th, 2018 at 12:43 PM

    Totalmente cierto!! mucho bla bla bla pero pocos se atreven a dejarse la piel e invertir todo lo que tienen y lo que aun no ganaron por una idea. Los gobiernos ayudan muy poco a estos valientes, y ni hablar de los bancos que no existen los prestamos adaptados a estos emprendimientos. Business Angels con suerte…..

    Reply
    • Franc Ponti
      Friday March 9th, 2018 at 12:46 PM

      Es verdad Antonia, nos falta crecer mucho en el apoyo a la innovación, no sólo desde lo legal y lo financiero sino también en la educación de las competencias y habilidades que serán necesarias para superar con éxito todo el proceso.
      Gracias por participar.

      Reply
  • Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies