Close

David Bowie: el heroe

Confieso que cuando murió, me entristecí. Mientras escuchaba “Space Oddity” por la radio me saltaban las lágrimas. A pesar de no ser un fan incondicional del Duque Blanco (nunca lo vi en directo, por ejemplo) reconozco que su música ha sido una de las más influyentes de los últimos treinta o cuarenta años. Y que algunas de sus canciones pasarán sin duda a la historia. Me encantaba, por su alegría, “Starman”…

David Bowie tenía un hermano esquizofrénico. Él mismo tuvo problemas importantes con las drogas, apaciguados en parte durante su estancia en Berlín. Ya os he hablado muchas veces de la relación entre creatividad y locura. Quizás Bowie era un buen ejemplo. ¿Hay que estar un poco loco para ser altamente creativo? En cualquier caso Bowie fue un transgresor. Nunca se conformaba con lo que hacía, siempre quería cambiar y mejorar (de ahí el calificativo de “camaleón”). Pero además transgredió muchas normas morales de la época: vestimenta, sexualidad… Cómo he dicho algunas veces, ser creativo es, en parte, atreverse a viajar hasta los límites de las cosas y mirar qué hay más allá. La transgresión implica una alta dosis de valentía.

Pero, no nos engañemos, Bowie era fundamentalmente un excelente músico. Canciones como “Heroes”, las mencionadas “Space Oddity” y “Starman”, así como “Life on Mars” y muchas más forman parte ya, inexorablemente, de la banda sonora de nuestra vida. Canciones que emocionan, que hacen vibrar, que hacen llorar. Y que también hicieron bailar, si recordamos la época de “Let’s Dance”, “China Girl” o “Modern Love”…

La última lección del maestro David Jones, casi imposible de descifrar sin saber que estaba ya muy enfermo, fue el videoclip de “Lazarus” donde anuncia, de forma angustiosa, su muerte. Sólo un par de días después del lanzamiento de su último álbum “Blackstar”.

Look up here, I’m in heaven. Full of scars that can’t be seen.

Si, descansa en paz, Duque Blanco. O, quizás mejor, no descanses demasiado. Porque hace falta gente como tú en este mundo gris, triste y violento. Hace falta transgresión, valentía y creatividad. Hacen falta héroes.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies