06 de octubre de 2014 | 0 Comentarios

La saga de los “brain”

La saga de los “brain”

La técnica creativa más famosa del todos los tiempos, la lluvia de ideas o brainstorming, ya hace tiempo que está en crisis. En primer lugar porque muchas veces se llama así a una reunión que no es verdaderamente una lluvia de ideas, entre otros motivos porque se permite la crítica simultánea a la generación de ideas, cuando en un verdadero brainstorming hay que generar primero todas las ideas y, sólo después, someterlas a crítica. Sucede también que muchas veces los participantes en una lluvia de ideas no saben pensar “out of the box” y se limitan a repetir conceptos ya sabidos. Esta falta de desinhibición cognitiva hace que después de un brainstorming se tenga la sensación de que las ideas finales no aportan nada nuevo. Entonces, aparece la frase maldita: “no somos lo suficientemente creativos …”

Un tercer problema nace de que las personas tímidas, introvertidas o que piensan poco a poco tienden a inhibirse en una lluvia de ideas más que las que tienen un perfil abierto y participativo. Como consecuencia de ello, hace años que se practica el brainwriting, donde los participantes escriben las ideas relativas a un reto creativo en una hoja de papel o unos post-it en silencio y de forma reflexiva. Las ideas, además, pueden rotar entre los participantes y ser objeto de comentarios y mejoras, siempre por escrito.

Ahora el experto Tony McCaffrey propone el brainswarming, traducible como “enjambre de ideas”, que pretende ser una herramienta creativa de última generación superior a las dos mencionadas. Puede ver más detalles en el vídeo adjunto, pero la idea fundamental es que si un directivo necesita ideas o soluciones creativas a un problema, cuelga el reto creativo on line y todas las personas que pueden participar tienen, por ejemplo, 48 horas para dar su opinión (desde cualquier lugar geográfico, claro). Esto evita la presencialidad, hace innecesario el rol de coordinador o líder de equipo y permite que todo el mundo se exprese con tranquilidad y desde la intimidad. Las ideas se van auto organizándose en forma de enjambre y las posibles soluciones al problema se van visualizando. Tony McCaffrey asegura que mientras un brainstorming convencional genera 100 ideas en 60 minutos, la media de un brainswarming es de 115 cada 15 minutos.

Falta ver ahora si esta metodología termina imponiéndose o simplemente se trata de una moda pasajera …

Etiquetas: , ,

Menciones/Notificaciones

  1. Brainswarming, última tendencia en brainstorming | Blog de Unit Elements - […] un post muy reciente en el blog de Franc Ponti, titulado la saga de los braing, vemos como él…

Tu opinión me interesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies