06 de marzo de 2017 | 2 Comentarios

La moda de la filosofía

La moda de la filosofía

Dicen que gracias a la serie de Tv3 Merlí, hay más jóvenes que se matriculan a los estudios de filosofía. Y muchos nos alegramos porque la filosofía es la materia más bella, más sugerente y más relacionada con aquello que de verdad nos importa: la vida y la felicidad.
Sin pensar filosóficamente no es posible comprender alguna de las razones por las que necesitamos ser creativos, renovarnos e innovar. Hay que comprender, por ejemplo, que los humanos necesitamos dudar sistemáticamente y que la filosofía nos enseña a hacerlo, planteándonos en todo momento como todo habría podido ser de otro modo.
Recuerdo que, cuando tenía diecinueve o veinte años, me pasaba las noches leyendo a Michel Foucault. Me encantaba su manera peculiar –creativa– de entender la historia de fenómenos como la locura, la clínica, las prisiones o la sexualidad. Creo que uno de los libros más fascinantes que he leído nunca es “Vigilar y castigar”, sobre los orígenes de la prisión, la vigilancia, los exámenes, la disciplina y el control… No sé qué pensaría hoy Foucault sobre el enorme panóptico que las redes sociales y en general internet ejercen sobre nuestras vidas, controlando casi al instante todos nuestros movimientos.
Aprendí con Foucault que la idea de progreso hay que cogerla con pinzas. Que detrás del humanismo puede haber un sofisticado mecanismo de saber-poder que crea la realidad que nos toca vivir a cada instante. Y que, como decía más arriba, hay que reflexionar sobre por qué las cosas son como son y cómo podían haber sido de otro modo completamente diferente.

El orden y el desorden
Más tarde lo pasé muy bien con los pensadores catalanes: Rubert de Ventós, Trias o Ramoneda. Me hicieron dar vueltas a cosas como el orden y el desorden, lo siniestro que se esconde detrás de lo bello, el sentido íntimo que anida en cada uno de nosotros y que nos hace ser únicos y creativos.
De joven, yo quería ser filósofo. Y ahora mismo, no tan joven, creo que lo he conseguido. Pienso críticamente sobre todo aquello que me rodea. Procuro ver aquello que no es fácil de percibir. Me planteo a menudo quien soy y que hago. Me río de mí mismo cuando tengo ocasión. Y, en las noches de estrellas, embelesado, me pregunto el porqué de todo.
La creatividad y la innovación no pueden ser sólo técnicas empresariales vacías de alma. Tienen que ser el motor de nuestras vidas. Hace falta que dudemos. Hace falta que pensemos diferente. Hace falta que desafiemos el poder. Hace falta que intentemos ver de qué manera todo podría ser diferente. Las organizaciones con gente que sabe filosofar están mucho más cerca de la innovación que las que sólo tienen gente que toca de pies al suelo. Para innovar hay que soñar, volar y pensar con profundidad.
¿Por qué no incorporamos el saber filosófico en los programas de formación de las empresas? ¿Los clásicos griegos, la filosofía medieval, el pensamiento oriental, Descartes, Kant, Nietzsche…?
A ver si sustituimos la maldita eficacia empresarial, a menudo tan poco eficaz, por organizaciones llenas de vida y de sentido para todo el mundo. Tiene gracia que una simple serie de televisión pueda transformar la realidad mejor que otras muchas cosas… Aprovechémoslo. Adiós, Ley Wert.

Etiquetas: , ,

  1. M. Teresa García Fochs dice:

    Com a presidenta de tribunals d’oposició a places de professorat de Filosofia -ho he estat molts cops-, he de dir que poques vegades he viscut experiències tan emocionants com la de veure tants joves i noies tan intel·ligents, ben preparats i completament enamorats de la Filosofia.

    Com a inspectora de la matèria als instituts de Catalunya, he de dir que sempre em vaig sentir orgullosa de l’excel·lència intelectual del professorat de Filosofia i de l’entusiasme amb què feien la seva tasca.

Tu opinión me interesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies