28 de abril de 2015 | 1 Comentario

Empatía, la clave de la innovación

Empatía, la clave de la innovación

Muy a menudo las grandes ideas surgen de la observación. Lo comenté cuando, hace unos meses, publiqué el post sobre Design Thinking. Saber observar, “saper vedere” (que decía Leonardo da Vinci) nos abre las puertas a la creatividad y, en consecuencia, a la innovación.

Tener empatía es saberse poner en el lugar del otro (sin echarlo). Implica saber salir de uno mismo y atreverse a meterse en la piel de otra persona o, incluso, de un objeto inanimado como un producto o un servicio. No todo el mundo sabe hacerlo: hay gente que es tan egocéntrica que le cuesta mucho pensar en los demás y ser empática.

Pero no se trata de una observación fugaz. La empatía implica paciencia. Los buenos antropólogos saben que hay que observar de forma metódica y lenta si quieren encontrar elementos de información relevante en lo que observan (estructuras de parentesco en una cultura lejana, por ejemplo). Las empresas más innovadoras también usan el buen criterio de los antropólogos para observar inteligentemente y sacar consecuencias. La famosa IDEO, en California, utiliza técnicas etnográficas para ver lo que no es fácil de ver. La empresa catalana Piece of Pie también ha destacado últimamente por utilizar metodologías provenientes de la ciencia antropológica.

Vea los dos anuncios adjuntos. Son ejemplos fantásticos que demuestran que a través de una cuidadosa observación podemos tener ideas muy buenas para transmitir mensajes publicitarios o para mejorar productos o servicios. En el caso de Easy Jet, el hecho de darse cuenta de que sus clientes (en general los clientes de cualquier aerolínea) se tocan desesperadamente los bolsillos cuando temen haber perdido el billete o no saben dónde lo han puesto les sirve de palanca para anunciar su nuevo servicio de “Mobile Boarding”.

Igualmente, la observación paciente de hombres afeitándose puede sugerir que hay que hacer una maquinilla de afeitar que se adapte al rostro y que evite que tengamos que hacer muecas exageradas para adaptar el rostro a la maquinilla. Esta es la propuesta de la Gillette Fusion ProGlide. Interesante, ¿verdad?

Releed, si tenéis unos momentos, el post sobre el Design Thinking. Esta disciplina nos dice que las ideas deben satisfacer necesidades, resolver problemas y hacer algún trabajo para alguien (“Job to Be Done”). Esta es la diferencia entre la creatividad seria y sistemática y la creatividad ocasional, sin focos, sin alma.

Hay que tener paciencia, aprender a observar y a desarrollar nuestras habilidades de empatía si queremos innovar de verdad. Con prisas no vamos a ninguna parte.

Etiquetas: , ,

  1. Cada cosa que dices me siento más cerca de tu filosofía. Gracias

Tu opinión me interesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies