13 de agosto de 2014 | 2 Comentarios

Design Thinking

Design Thinking

No es nuevo pero está de moda. Se trata sin duda de uno de los métodos de innovación más eficaces y populares, utilizado por multitud de empresas en todo el mundo. Es el famoso Design Thinking. Vemos cómo funciona?

En primer lugar, hay que detectar un problema a resolver (Job to be done). Imaginemos por ejemplo que un centro educativo piensa que, en general, sus aulas son poco apropiadas para las metodologías activas (mobiliario demasiado estático, etcétera) y quiere construir unos espacios didácticos mucho más versátiles. A continuación se trata de observar, durante un tiempo considerable, cuáles son los problemas que tienen los usuarios de las aulas clásicas (profesores y alumnos, básicamente). Empleando técnicas de observación antropológica hay que ir descubriendo pautas invisibles que nos ayuden a comprender mejor las necesidades no expresadas o latentes de los usuarios. Por ejemplo, tal vez nos daremos cuenta de que las aulas, en general, no están muy adaptadas al uso de las nuevas tecnologías (iPads, por ejemplo).

Soluciones. Cuando tenemos el problema bien definido y hemos observado de forma sistemática (intentando también estudiar tendencias relacionadas con el mundo pedagógico), llega el momento de la ideación o la creatividad. Se trata de empezar a pensar en soluciones para todo lo que hasta ahora hemos descubierto. Aquí puede encajar cualquiera de las técnicas más clásicas de pensamiento creativo: la lluvia de ideas o el SCAMPER. Llega entonces uno de los momentos clave y distintivo del Design Thinking. Una vez hemos elaborado un conjunto coherente de soluciones que resuelven el problema planteado al principio, se trata de ver si funcionan. Cómo? Pues prototiparlas hasta el último detalle (en la medida de lo posible) y ver si funcionan o no. Por lo tanto, es importante que en la fase de prototipado estén los clientes o los destinatarios finales del producto o servicio que estamos desarrollando. Sin su feedback y sus comentarios no será posible comprender si lo que se está haciendo tiene sentido o no. Si estamos trabajando sobre un producto tangible los prototipos también lo serán. Pero si lo hacemos sobre un servicio o un proceso tendremos que trabajar con videos, role-plays, storyboards, dibujos, pósters.

Correcciones. El prototipado no se acaba hasta que tenemos la certeza de que hemos resuelto el problema que nos planteábamos al principio del proceso. Por lo tanto, hay que ir haciendo las interaciones y correcciones que sea necesario hasta encontrar una aproximación lo más exacta posible al problema planteado.

Este es el punto fuerte del Design Thinking: las innovaciones no son simples ideas llenas de incertidumbre, sino soluciones. No dicen que innovar es arriesgado y caro? Seguramente la innovación de baja calidad es así. Pero a través del Design Thinking conseguimos que innovación y resultados vayan de la mano. A nadie se le ocurriría aceptar como definitiva una idea que no funciona o que no cubre plenamente nuestras necesidades.

Imagínese un aula de formación donde hubiera pizarra en todas las paredes? Y donde las mesas y las sillas de los alumnos tuvieran ruedas y fueran fácilmente movibles? La empresa Steelcase, con la ayuda de IDEO, ha diseñado un mobiliario muy innovador para romper la habitual rigidez de aulas y salas de conferencias (ver al final el video sobre el caso de la University of Michigan).

El Design Thinking nos permite repensar la realidad. Nos permite hacer posibles nuestros sueños.

(Artículo publicado en catalán por el diario L’Economic)


Entradas relacionadas:

  1. Thinking Heads Digital
  2. Color azul

Etiquetas: ,

  1. me parece interesentisimo su tema en especialmente cuando uno conoce el entorno y las dificultades del entorno eso nos permite ser mas creativos pero considero importante que la creatividad tiene que tener multiples conocimientos asi sean simples o esenciales mi madre no termino su primaria pero es la mujer mas creativa que he llegado a conocer y su creatividad me sirvio como ejemplo en mi vida y puedo decir que mi madre de elementos basicos resolvia problemas medicos que hoy siendo medico las aplico a mi ejercicio profesional con gran exito y fueron una recopilacion de la creatividad de ella hacia la solucion de problemas.

    • Maria, estoy totalmente de acuerdo contigo. La creatividad no tiene que ver con el nivel intelectual, aunque luego puede potenciarla.
      Muchas veces la formación nos hace más serios y más “acartonados”, tenemos más miedo de hacer el ridículo y eso dificulta los procesos creativos.
      Justamente lo que planteas es un gran debate dentro de las universidades y escuelas de negocios.
      Muchas gracias por tu interés. Un abrazo.

Menciones/Notificaciones

  1. Empatía, la clave de la innovación | Franc Ponti | www.francponti.com - […] si tenéis unos momentos, el post sobre el Design Thinking. Esta disciplina nos dice que las ideas deben satisfacer…

Tu opinión me interesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies